fbpx
Nacional

Violencia sexual infantil INCREMENTA en México

“Por favor papá Dios que esto sea un sueño. Que esto no esté sucediendo”. Claudia se dio cuenta de que algo terrible ocurría cuando vio los mensajes de WhatsApp sobre un posible caso de abuso sexual en la escuela de su hijo.

Habló con una amiga psicóloga y lo que le dijo la intranquilizó aún más. Su bebé mostraba todos los focos rojos para ser una víctima. Cuando el hijo de Claudia tenía 3 años fue agredido sexualmente en un kínder de la Ciudad de México por el maestro de educación física. “Eran los primeros meses en la escuela. Fui a levantar la denuncia inmediatamente”.

El niño dejó de controlar los esfínteres y ya no quería ir al kínder. Un menor que desde los 40 días estuvo en guardería. Esas fueron las primeras señales.

En la narración de los hechos frente a la autoridad, Claudia escuchó por primera vez de su propio hijo lo que le sucedió. Su mundo se derrumbó sólo para enfrentarse a otro problema que hasta la fecha sigue, el acceso a la justicia.

Las agresiones sexuales infantiles no tienen la misma definición en todo el país. Hay al menos 16 tipos en los códigos penales. Algunos términos se refieren a lo mismo, como pederastia y violación, otros son tan ambiguos como el abuso sexual, que no es lo mismo que violación, de acuerdo a las definiciones legales.

En realidad no hay agresión sexual menor, y todas tendrían que perseguirse tomando en cuenta el interés superior del infante. La mayoría de las ofensas sexuales contra menores no son violentas. Involucran el juego y el convencimiento, aprovechándose de la edad de la víctima. Y este es uno de los mayores problemas que enfrentan las y los niños para acceder a la justicia.

De acuerdo a los testimonios recabados para esta investigación, cuando las autoridades determinaron que la agresión no era suficientemente grave, entonces mostraron negligencia y desinterés.

Viridiana, de Jalisco, peleó por tres años para llevar frente a un juez al agresor de su hijo. El ministerio público consideró que la agresión no era suficientemente grave porque no hubo penetración. El delito se clasificó como abuso sexual.

Con información de milenio,

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button

Detectamos un bloqueador

Por favor quita el bloqueador de anuncios de tu computadora.