fbpx
EstatalLocal

Regresa la rabia canina a Morelos

*Un perro en Tlaltizapán presentó todos los síntomas, fue sacrificado, autoridades ya investigan el hecho.

Un video subido en la red social Tik Tok evidenció la existencia de un probable caso de rabia urbana canina en la parte sur de la entidad; el perro fue llevado a una clínica veterinaria en el municipio de Jojutla en donde se le tuvo en observación.

El caso fue notificado a la jurisdicción sanitaria 2 con sede en este mismo municipio de Jojutla en donde se decidió dormir al cachorro e implementar un cerco sanitario para evitar riesgos a la población.

Los hechos se registraron el pasado 23 de octubre, inicialmente en el municipio de Tlaltizapán.Las diversas fuentes consultadas al respecto en el gremio veterinario solicitaron reservar sus datos, ya que las autoridades sanitarias en el Estado han mantenido total hermetismo al respecto a pesar de existir una prueba de laboratorio que confirma el caso como positivo.

El mismo gremio empezó a tomar sus precauciones ante la aparición de este caso, pues la rabia urbana es trasmitida por perros o gatos, por mordida o por contacto de la saliva de un animal infectado al tener contacto con mucosas o en heridas abiertas en la piel de un ser humano.

Cabe mencionar que en esta zona sur de la entidad la actividad veterinaria con mayor atención es para el ganado bovino, en donde lamentablemente la rabia trasmitida por el murciélago hematófago tiene alta incidencia y termina con la vida cientos de estos animales (en Tlaquiltenango se tiene registro de hasta 500 cabezas de ganado diezmadas por rabia); no así la rabia urbana que es trasmitida por perros o gatos y que puede ser mortal para las personas.

La Norma Oficial Mexicana (NOM) 11 de la Secretaría de Salud da cuenta que “En México, en el transcurso de la década de 2000 a 2009, los logros en el control de la rabia humana transmitida por perro han sido importantes, ya que sólo dos entidades federativas registraron este tipo de casos: Chiapas con uno en 2003 y Estado de México con tres casos: uno en 2001 y dos en 2005, todos relacionados con brotes de rabia en perros”, es decir, desde hace 16 años no se habían registrado nuevos casos de rabia.

El video en mención subido a la plataforma digital Tik Tok muestra un cachorro canino de pelaje color oscuro y crema, con actitud agresiva y salivación excesiva encerrado en una jaula (video sin sonido).

El video del can presuntamente infectado dura apenas unos segundos, anexo a este video está la opinión del médico veterinario zootecnista epidemiólogo, Francisco Monroy que explica: “México es considerado un país libre de rabia humana trasmitida por perro, sin embargo recientemente en el municipio de Tlaltizapán, en el estado de Morelos, tenemos un caso confirmado de rabia canina, hay que identificar el origen de la cepa si es de perro o de zorrillo o de qué especie es; esperamos que las autoridades pronto nos den una respuesta y que se pueda atender esto, es importante no bajar la guardia, es importante mantener las campañas de vacunación y llevarlos al médico veterinario no lo olviden”.

Datos recabados por este medio informativo confirmaron que el sábado 23 de octubre, alrededor del mediodía fue atendido en una clínica veterinaria del municipio de Jojutla un cachorro de entre 4 a 6 meses de edad que presentaba desorientación; el perro fue llevado por un habitante que dijo ser del municipio de Tlaltizapán que gusta de ayudar a animales en situación de calle, y según comentó, el perrito se metió a su casa y quiso atacar a sus perros, por lo que lo sacó y llevó al veterinario, ya que el animal parecía estar envenenado por los síntomas que ya presentaba.

Al llegar a la clínica y tras una breve observación se decidió, por protocolo, aislarlo en una jaula, ya que presentaba babeo excesivo, desorientación, actitud agresiva, fotofobia e hidrofobia.

Al comportamiento del animal, se sumó más tarde el ataque a objetos inanimados como la pared o la reja, empezó a correr en círculos y se pudo observar en él la “sonrisa sardónica” o sonrisa de guasón, que es característica de los animales infectados con rabia y que los médicos veterinarios han visto principalmente en vacas o ganado infectado con el virus.

El animal fue recibido alrededor de la una de la tarde del sábado 23 de octubre en una clínica particular, y tras cuatro o cinco horas de observación, por protocolo y como dicta la NOM-11-SSA el caso fue notificado a las autoridades sanitarias, a quienes se les describió el cuadro y se decidió proceder a la eutanasia para evitar mayores riesgos según indicaron.

“Conforme a las clases de notificación de enfermedades de la OMS, la rabia está considerada como Clase 2, es decir, enfermedades cuya notificación se exige de manera inmediata, donde quiera que se presenten de conformidad con las disposiciones jurídicas aplicables”.

La misma Norma sanitaria ordena que “En el caso de perros y gatos agresores sacrificados o fallecidos durante la observación de la enfermedad y algunos sospechosos retirados de la vía pública, o entregados por la población para sacrificarse, sus cerebros deben estudiarse por laboratorio para corroborar si está presente o no el virus de la rabia”.

La cabeza del cachorro fue recogida por las autoridades de la jurisdicción sanitaria el domingo 24 de octubre, temprano, y aunque se ha aplicado el protocolo de prevención al personal médico que atendió al canino, éste asegura que se tardaron en actuar en la aplicación de las vacunas, en tanto que el protocolo que se debe seguir en la zona en donde se encontró el animal se desconoce porque no se ha querido hablar sobre el tema.

Con información de Mochicuani.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button

Detectamos un bloqueador

Por favor quita el bloqueador de anuncios de tu computadora.