fbpx
Local

La corona rota

La columna de hierro / Por Marco Tulio

Santiago Arenas, es un pequeño de unos 10 años que realizó breves entrevistas a Candidatos y candidatas del pasado proceso electoral en un portal de Noticias del estado.

Aunque ya tenía un guión de preguntas ya preparada, resultó un ejercicio interesante por la frescura que le imprime que un niño cuestione a un adulto sobre sus pretensiones como político.

Una de esas preguntas era, ¿Y vas a hacer berrinche si pierdes?. Las respuestas eran en todos los casos que no. Unos porque aseguraban que ganarían y otros porque sabían que perder era una posibilidad y con eso hay que saber lidiar.
Pero la realidad no es así y el ejemplo más claro está en Cuautla.

En la golpeada Heroica e Histórica, su Presidente Municipal, Jesús Corona Damián, quien llegó en 2018 al poder por las siglas de Morena, y después pretendió reelegirse por las siglas del PAN, tuvo una estrepitosa caída como de 20 mil metros de altura, como diría la canción de Cornelio Reyna.

Según me contaron cercanos de Morena, el edil cuautlense estuvo siendo monitoreado en su actuación para revisar su desempeño. El resultado fue que descubrieron que no estaba haciendo un buen papel y que no sería nuevamente apoyado si es que llegara a buscar la reelección.

Fue por ello, que la dirigencia estatal del PAN, aprovechó este rompimiento y le ofreció a Corona la candidatura. Martínez Terrazas calculó que el Alcalde, pese a todo, tenía control de liderazgos y grupos beneficiados por su gobierno y no haría un mal papel en las urnas.

Pero los números no mienten. En 2018, bajo las siglas de Morena, PES y PT, Jesús Corona, montado en la ola Lopezobradorista, alcanzó una votación de 23 mil 336 sufragios, ganando 175 de las 178 casillas instaladas. Un triunfo arrollador que lo elevó sobre el tabique en el que estaba ya situado, llegando a decir incluso que había ganado por su gran carisma con las clases populares y negando todo apoyo recibido de liderazgos que se había sumado a su campaña.

Así, el ex Director de Servicios Públicos, ex regidor y ex empleado de una regidora que hoy es Senadora de la República, llegó a sentarse en la silla Presidencial de Cuautla, marcando con su peculiar estilo, un periodo más de gobierno.

Sintiéndose seguro de que su labor había sido impecable y de resultados, Corona Damían, aceptó la invitación del PAN, pues como el mismo decía, su labor como Alcalde no podía menos que ser reconocida en las urnas por sus gobernados que le pedían seguir al frente del Gobierno, y el gustoso, como Raúl Velásco, respondió … “aún hay más”.

Pero la realidad le cayó como balde de agua fría. La noche del 6 de junio, los números que nunca mienten, lo pusieron en su lugar. De los poco más de 23 mil votos que obtuvo en 2018, en este 2021, sus números cayeron casí a una tercera parte. 6 mil 388 votos fueron el resultado obtenido bajo las siglas del PAN y Partido Humanista. Dicen algunos Panistas de cepa, que de esa cantidad, al menos 4 mil votos son los que el Partido Acción Nacional tiene contabilizados como voto duro, y si le sumamos poco más de Mil votos del Humanista, estaríamos hablando de que Corona, por si mismo, solo tenía Mil votos asegurados.

Las derrotas son duras, y cuando estas son tan contundentes, provocan reacciones inesperadas, como las que Corona ya está mostrando al alejarse de su papel de Gobernante, para asumir el de un hombre resentido. “Ay compadre, cómo duelen estos golpes, cómo duelen compadre”. Nos leemos en la próxima.

Ver más

Artículos relacionados

Back to top button

Detectamos un bloqueador

Por favor quita el bloqueador de anuncios de tu computadora.