fbpx
EstatalLocal

Verónica Andrew y su empresa familiar llamada Movimiento Ciudadano

*La Regidora de Cuautla por Movimiento Ciudadano presiona votando en contra o en abstención en los cabildos en busca presionar al Alcalde para que le paguen su aguinaldo.

Por Andrés Salas
Como se lo he dicho en otras columnas, el partido Movimiento Ciudadano en Cuautla, es una empresa familiar que controla Oskar Rosales Corona; quien desde el 2009 se apropió del instituto político para imponer como candidatos a sus familiares, siempre en las primeras regidurías.

En 2012, Oskar se convirtió en Síndico Municipal, para 2015, colocó a su cuñada, esposa de su hermano, en 2018 para no perderle fue su esposa Verónica Andrew y para este 2021 tienen todo listo para que ahora sea su hermano Rafael Rosales, quien encabece la lista de candidatos a las regidurías por Movimiento Ciudadano.

Verónica poco ha hecho en su paso por la regiduría en el municipio de Cuautla, su falta de conocimiento y coucheo por parte de su esposo Oskar Rosales, de muy poco le ha servido, su participación en los cabildos es solamente para pedir sin gestionar nada en instancias estatales o federales. En este último cabildo, a la Regidora poco se le entendió cuándo leía; nada mal le caerían unas clases de lectura, comprensión y hasta de redacción, pues su discurso contenía tantas faltas de ortografía que ni ella misma entendía.

En la sesión de cabildo pedía al Alcalde que considerara obras de restauración de inmuebles en Cuautla, a los que argumentó que se encuentran en el polígono establecido por el Gobierno Federal como zona de monumentos históricos, sin embargo, es precisamente lo que ella debería de gestionar, pero con las autoridades federales, a fin de que se garanticen recursos para la ciudad. La historia y los monumentos son importantes, pero más importante es en este momento llevar agua a las colonias que aún no la tienen, más importante es que cuando los niños vayan a la escuela no tengan que caminar en el lodo o tener lámparas que den mayor seguridad a los ciudadanos en sus calles.

No niego que a Cuautla le falta darle una manita de tigre a los inmuebles históricos, al propio palacio municipal, pero nada gana la Regidora medio leyendo un discurso sin forma ni fondo; con solo mandar oficios no se resolverán las cosas, si de verdad la Regidora ama a Cuautla, es el momento de donar su salario íntegro para una obra, pues con solo 3 meses de su sueldo, ya se hubiera ejecutado la restauración de la fachada del tren escénico.

Ha comenzado ya el revanchismo político al interior del cabildo de Cuautla, pero en esta ocasión Movimiento Ciudadano, mandó un soldado que no hizo ni el servicio militar. Ya lo decía mi abuelita: Me viene a mí con mentiras, a mí que estudie con Pinocho.

Ver más

Artículos relacionados

Back to top button

Detectamos un bloqueador

Por favor quita el bloqueador de anuncios de tu computadora.